Analizando un programa de dietas

Desde pequeña mis papas me llamaban gorda, los amigos también y todo mi entorno familiar. Me acostumbre a ello, para mí eso era normal y de cariño. Sin embargo, a medida que fui creciendo ya entrando a la universidad me di cuenta que tenía unos kilitos demás, no me di cuenta hasta que un día mi enamorado me dijo eso, que estaba gorda. Me sentí muy mal, llore un montón y mi autoestima se fue por los suelos. Como yo estaba enamorada, quería hacer todo lo posible para complacerlo, entre al gimnasio, jugaba wally, empecé a probar dietas, etc. A pesar de todos mis esfuerzos no bajaba de peso y mi enamorado me dejó. Esta vez quería morirme, para mí ya nada tenía sentido, llore y llore y comía y comía, y empecé a engordar más.

Mi padres y hermanos trataron de consolarme, también mis amigas sin embargo yo seguía llorando y sufriendo sin que nada me consolara. Hasta que un día me di cuenta que no era el fin del mundo, que todo era posible en la vida, excepto salvarse de la muerte. Esta vez me prometí a mí misma que iba a seguir adelante, iba a terminar mis estudios y que podía adelgazar si me lo proponía, no por mi ex enamorado, ni por otras personas sino por mí.

Y empezó mi búsqueda, trate con nutricionistas, con dietas y programas y sabes que, no funcionaron. Fue como buscar a mi príncipe azul, tuve que besar muchos sapos. Hasta que un día unas amigas me comentaron sobre el programa Factor Quema Grasa, yo pensaba que era otro producto más en el mercado, otra estafa. Pero me pregunté porque no probarlo, ya que había tratado con tantos productos, no tenía nada que perder.

Para mí un programa de dieta debe ser integral, flexible, fácil de seguir y lo más importante que funcione, sobre todo que funcione. Estos fueron mis principios cuando decidí probar el programa del Dr. Livingston, y a que no adivinas el resultado…

controlar el pesoCuando empecé a poner el practica el producto, aun no estaba segura y estaba muy desconfiada, pero aun así, seguía cada paso que se recomendaba en el producto, me di cuenta que no era nada complicado y era algo que nunca había visto antes.

A los pocos días resultó que había perdido varios kilos y la ropa ya no me quedaba tan ajustada, ¡Por fin había empezado a ver resultados efectivos!. Fue muy emocionante.

A lo largo de estos meses, he venido bajando de peso y perdiendo grasa abdominal. He tenido que comprar ropa de menor talla, pues la que tenía ya me estaba quedando grande. Es maravilloso, ahora tengo muchos chicos que se mueren por salir conmigo, ya termine mi carrera y estoy empezando otra etapa de mi vida.

Aunque realmente se nota que tiene todo un equipo de marketing buenísimo y todo parece idílico, pero  ¿será el producto Factor Quema Grasa  tan bueno como parece?. No se, lamentablemente por mi experiencia soy bastante escéptica en estos temas aunque la verdad que con todo el montaje y la expectación creada alrededor me hace tener esperanzas, sobre todo por los numerosos casos de éxito que se encuentran en internet y ninguna crítica o comentario negativo.

Sigan leyendo mis posts que iré publicando sobre mi experiencia con Factor Quema Grasa y mi evolución y les revelaré toda la verdad del producto para ver si realmente funciona o todo es marketing para ganar nuestro dinero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *